POEMAS MÁS CONOCIDOS

Canto a Bolívar

Mañana es Septiembre

Vuelto Ebrio

Creyones

Si La Tierra, Tierra Fuera

 

 

 

 

DE PERFIL Y DE FRENTE

La Iglesia Coromoto

CRONICAS

La torre estaba a media asta. Y no, precisamente por duelo, porque cuando llegara a rozar el cielo, terminaría en alegre campanario. Los años 50 andaban de lo más vertiginosos, con ganas de entregarle a la ciudad una nueva arquitectura. Y esa torre comenzaba a frisar por la voluntad de los feligreses, correspondía a la iglesia Nuestra Señora de Coromoto. Jesuita, y azul y blanca su pintura cristiana.

Decimos esto, porque cuando el siglo pasado organizaba su equipaje de despedida, la iglesia Coromoto fue convertida en catedral. Fue el 30 de agosto de 1997, siendo un boconés su primer pastor diocesano, monseñor Juan María Leonardi Villasmil, quien le regaló una fiesta espiritual a Mamá Elvia multiplicada.

La iglesia Coromoto fue bautismo, estampita de catecismo, confirmación esperada del obispo Iturriza, lavatorio de pies y "la capilla está abierta de noche y de día" en las madrugadas navideñas trastabilladas por las panderetas y la monotonía cercana de los patines.

Hace tiempo manisfestamos que no encontrábamos cómo decirle catedral a nuestra iglesia. Pero ya sí, por mandato de la sana costumbre. Y es que hace meses que el refugio de las Hijas de María mandó a planchar sus vestidos remotos, para colgarles la medalla del milenio que vendría. La catedral es grande, sí señor, como grande es la iglesia Coromoto que todavía repica en nuestra infancia.


DE PERFIL Y DE FRENTE

Trina

CRONICAS

Hay vocablos que parecieran de estricta aplicación específica, pero que gracias a las licencias académicas, se pueden interpretar libremente y darles el sentido que el pensamiento registre. Y ese es el carácter del término bioanálisis que, aunque creado por el universo microscópico, a uno se le ocurre entenderlo como reflejo de una vida personalmente social o como lectura de la existencia. Eso sí, si se trata, como en este extraordinario caso, de Trina Valladares de Martínez.

Ella llegó siendo muy joven a establecerse en el mundo del laboratorio clínico, cuando también ilimitadamente humano, Adolfo Martínez Guzmán colocó su nombre en el campo, precisamente médico, de la recién nacida Judibana.

La Creole Petroleum Corporatión avivaba encuentros y distanciamientos por las pasiones políticas del momento, y ellos - justicia social en la conciencia - inundaron de principios indoblegables la conducta colectiva a través de los compromisos gremiales y colectivos.

En el caso de nuestra imponderable Trina, recordamos como evidencia del agradecimiento comunitario, sus reiteradas presidencias en el colegio que defendía nobles causas y en su progresiva preparación científica, que la ha llevado a construirse como una de las profesionales de mayor alcance en un país cada vez más urgido de eficiencias. Ella ha ejercido su misión con probidad e incansable solidaridad. Y es que esta infinita mujer, que le dio luz a otro hogar, es la misma que en la humilde iglesia de Cujicana, reza todas las tardes del mundo, porque quiere que los crepúsculos sean idénticos a cualquier amanecer.

Volver<<